Locales

Baches y veredas destruidas aumentan los riesgos de accidentes en la vía pública

Si es uno de los que camina para llegar a su trabajo, a la escuela de sus hijos o de regreso a su casa, se cayó en un bache, pozo, desagüe o rotura en una calle o vereda sepa que no está solo y forma parte de un gran listado de personas que lo padecen a diario.

Un gran ejemplo del deterioro de las calles es la zona céntrica de la Ciudad, que a pesar de poseer un gran flujo de tránsito durante todo el día, presenta un jardín de baches que impiden la correcta circulación de caminantes y conductores.

Los hechos son más que contundentes pues solo en una semana se produjeron cerca de diez accidentes por un mismo motivo: la falta de mantenimiento en calles y veredas. La ultima víctima de esta negligencia fue una mujer de 37 años, embarazada, que resultó con heridas en su rodilla y abdomen al tropezar con una baldosa rota y caer. Sucedió entre las calles Joaquín V. González y Pelagio B. Luna.

Similar fue el caso de la señora Gallardo de 36 años quien también sufrió un caída por el mal estado de las veredas en el centro de la Ciudad. La mujer que cursa su octavo mes de embarazo debió ser asistida y trasladada al nosocomio.

Tanto frentistas como autoridades municipales parecen no tomar conciencia de su responsabilidad ante estos accidentes. Cabe destacar que los daños causados pueden ser denunciados.

El deficiente estado de las calles significan un gran riesgo para todos, los grandes baches, consecuencia de la falta de mantenimiento y un mal asfaltado, provocan a diario situaciones que preocupan a los vecinos. Si bien muchos de esos accidentes son registrados por personal policial y medico, otros quedan en el anonimato, pero no por ello son menos importantes, sino que representan un llamado de atención para los responsables.

El pasado 20 de julio, un joven de 23 años sufrió varias heridas al perder el control de su moto. Alejandro sostuvo que intentó esquivar un bache y cayó. Un día antes Johann Buquet, corrió con la misma suerte, o bien sufrió las consecuencias de un estado irresponsable, tras caer sobre avenida Yacampis, cuando intentaba no dañar su vehículo con las roturas asfálticas.

Las historias se repiten a diario y las quejas de los vecinos  no son suficientes para tomar cartas en el asunto.

Fuente: El Independiente

Dejar un comentario